Ropa climatizada

La ropa térmica y las prendas refrigeradas de nueva generación, como la chaqueta batería, son tus aliados si pasas la mayor parte del tiempo al aire libre.
Cuando trabajas en exteriores, el clima sólo está de tu parte un par de meses al año. El resto del tiempo tienes que soportar la lluvia, el viento, un sol infernal, o un frío extremo que dificultan tu labor.

Chaqueta calefactable para el invierno


En ambientes fríos y situaciones adversas, una chaqueta con calefacción o un chaleco calefactable te ayudan a conservar la temperatura corporal, haciendo que el ambiente de trabajo sea un poco más agradable. La chaqueta calefactable viene equipada con un sistema que distribuye el calor por toda la chaqueta. Incorpora baterías que puedes quitar para lavarla.

Chaleco calefactable para moto o pesca


Nuestras aficiones a veces nos llevan a soportar temperaturas desapacibles. Un chaleco con calefacción a batería hará que tus viajes en moto o tus días de pesca sean un poco mejores. Nadie quiere renunciar a hacer lo que más le gusta por el mal tiempo, pero tampoco debemos dejar de lado nuestra seguridad. Estas prendas retienen el calor y te aíslan contra el viento y lluvias leves.

Cooling vest y chaquetas refrigeradas


Los chalecos con refrigeración y las chaquetas ventiladas son capaces de disminuir la temperatura corporal hasta 15 grados.
Las condiciones de trabajo en verano son, en ocasiones, infernales. Para evitar golpes de calor y mejorar la productividad es bueno, además de beber agua y evitar el sol en la medida de lo posible, usar ropa que nos mantenga frescos.
La ropa con refrigeración incorporada hace eso y más. Hecha en tejidos transpirables e impermeables, ayudan a regular nuestra temperatura y a evaporar el sudor rápidamente. Incluyen varios ventiladores con intensidad regulable que hacen que trabajar en ambientes húmedos y calurosos no sea tanto suplicio.

Artículos encontrados: 13